fbpx

28 agosto, 2018 - No Comments!

“Escucha para entender, no para responder.” -  Darío Torres, The Human Retail Academy

Rodrigo Maroto, Head of Ecommerce en Room Mate Hotels, y Teresa López, Product Manager en Valeet, ya nos contaron cómo fueron sus experiencias en nuestra primera edición. Hoy es el turno de Darío Torres, una persona con una sonrisa permanente en la boca y a la que, por cierto, no se le da nada mal bailar 😉

Cuéntanos un poco sobre ti… ¿quién es Darío Torres?

Una persona que quiere cambiar el mundo ayudando a las personas a descubrir sus talentos a través del autoconocimiento. El autoconocimiento debería ser una canasta básica compuesta de: leche, huevos y conocerte a ti mismo. Mi eslogan favorito es que cuando descubres lo que te apasiona, todo cambia. A pesar de que llevo siete años trabajando en Apple Retail, lo que más me apasiona es la educación y el emprendimiento social, es decir, poder crear valor para la sociedad y co-crear nuevos espacios de aprendizaje radical.

¿Por qué decidiste apuntarte a Product LAB?

Fui pionero en los albores de Internet en México en 1994 y está claro que la industria ha cambiado muchísimo en estas dos últimas décadas. Sentí que necesitaba actualizarme y comprender cómo se están gestionando ahora mismo los procesos de producción digital.

Los que pertenecemos a la generación X y arrastramos el paradigma clásico de presentar un plan de negocio y pedir un préstamo al banco para invertir en una idea que no sabemos si realmente funcionará, somos los que vamos dando tumbos y quebramos cuando nos damos cuenta que sólo nosotros queríamos comprar nuestro producto. Desde mi punto de vista, las ‘4 P’s” del marketing clásico de Phillip Kotler ya no funcionan en la era digital, al menos sin antes validar si tu producto encaja en las necesidades del mercado.

¿Qué te pareció la experiencia de The Hero Camp?

¡Estuvo genial! Derribé un montón de creencias y puse a mi ego contra la pared. No sabes cuánto le duele al ego darse cuenta que por muy buenas ideas que tengas, si tu producto llega demasiado tarde al mercado, siendo ya demasiado perfecto, habrás perdido la batalla.

Reid Hoffman dice que si no te sientes avergonzado por la primera versión de tu producto, es que lo has lanzado demasiado tarde.

Y ese es uno de mis demonios, un exceso de perfeccionismo que ha hecho que pasen dos años para sacar una plataforma de e-learning en customer experience para el sector retail.

La experiencia de aprendizaje en el curso Product LAB de The Hero Camp es muy completa, diría que holística. Transitas por metodologías ágiles como Lean Startup para validar rápidamente tu modelos de negocio y diseñas poniendo al usuario en el centro de la estrategia, no en la periferia.

Recuerdo las primeras sesiones con la metodología de Sprint Design. En dos horas ya estábamos en la calle con prototipos de baja resolución validando hipótesis y creando equipos muy diversos entre nosotros: diseñadores de UX, marqueteros, publicistas, wow. De verdad fue muy potente, no me lo podía creer.

Pero yo me debo a las personas. Ser un genio y ser un borde no van conmigo. En este sentido el cariño y la calidad humana del staff y los profesores así como la metodología flipped classroom han sido lo más enriquecedor. No había casi teoría en clase. La teoría para casa. Las clases son cien por cien prácticas. El conocimiento no entra si estás aburrido, si tu cerebro no recibe los estímulos necesarios.

Para mi el programa de ProductLAB está lleno de EDSO: endorfinas, dopamina, serotonina, oxitocina, los químicos de la felicidad.

¿Cómo crees que tu paso por The Hero Camp te ha ayudado en tu carrera profesional y en tu proyecto The Human Retail Academy?

Me llevo un marco muy completo de las competencias que debe tener un product manager digital. Y creo que aquí deberíamos definir en qué contexto nos encontramos y qué implicaciones tiene la era digital, que va más allá de hablar de bits y html. Transitamos por un momento VICA: volátil, incierto, complejo y ambiguo.

A día de hoy sigo batallando contra mis propios demonios: perfeccionista, indeciso, procrastinador; pero con este nuevo mindset (perdón por tanto anglicismo) me siento mucho más equipado y más seguro de llevar realidades al mercado, en lugar de ideas caprichosas que nadie quiere comprar.

The Human Retail Academy ® está llena de visión, propósito y valores:Imaginamos un mundo lleno de un ejército silencioso de vendedores conscientes que, actuando desde lo individual, sean capaces de generar un impacto social fomentando el consumo consciente y responsable. Queremos transformar la realidad de millones de jóvenes que no reciben la formación adecuada para hacer frente a su primer empleo como dependientes o vendedores en el comercio minorista.

La formación por debajo de las grandes ligas del retail es mediocre o inexistente. Gracias a todo lo que aprendí en Product LAB el proyecto está mucho más cerca de ver la luz.

Y a nivel personal, ¿con qué te quedarías del curso de Product Manager?

Con las personas que conocí. Verdaderos expertos en sus áreas con muchas ganas de hacer las cosas diferente y con compañeros de clase que enriquecieron muchísimo el trabajo en equipo y el proceso de aprendizaje.

¿Recomendarías el curso? ¿Qué consejo le darías a los nuevos alumnos?

Por supuesto. Tu pregunta encaja perfectamente en algo que quería dejar para el final y es que el currículum académico de Product LAB va más allá e incorpora entrenamiento en habilidades interpersonales y de comunicación.

Es decir, ya puedes ser el gurú del código, el ninja del scrum, que si no eres capaz de liderar a tu equipo de trabajo, de vender tu idea, de defender tus decisiones delante de tu jefe, no llegarás muy lejos y serás parte del fracaso de un producto digital que pudo llegar muy lejos.

Hay una parte del sistema educativo que yo llamo educación tóxica, porque se centró sólo en enseñarnos a sumar y restar. Y en el camino se olvidaron de enseñarnos habilidades sociales e interpersonales. Créeme que en los desafíos de diseño y en cada clase tendrás oportunidad de poner a prueba estas habilidades y ser consciente de qué tan fuerte eres en cada una de ellas.

Si pudiera dar un sólo consejo sería este: escucha para entender, no para responder. El silencio es el mejor maestro para la comprensión y genera el espacio perfecto para aprender a través del diálogo.

Vale, un consejo más: “embrace failure” — abracen el fracaso rápido y barato. No se detengan en debates eternos, tomen decisiones y cambien de opinión basado en datos, no en vuestro ego, lo justo para trabajar con ideas prácticas y alcanzables en el tiempo que dura el curso.

Published by: Irene in product lab

Leave a Reply